Sábado 23 de Octubre de 2021

SANTA ROSA

21 de septiembre de 2021

Santa Rosa tiene una ordenanza que no se cumple: Paseo Leonardo Favio

Hace una década se aprobó la norma por el Concejo, fue impulsada por el Prof. Ricardo Cobo (Ex Edil PJ), para imponer el nombre del artista catitero, pero no fue implementada.

En setiembre de 2011 el proyecto fue aprobado para imponer el nombre de Leonardo Favio a un paseo en Las Catitas, frente la Escuela Angelino Arenas Raffo, entre las calles Lavalle, Belgrano y Eulalia Calderón, hoy a más de 10 años se remodelará (Obras Públicas a ejecutar en el 2021, presupuesto  $5.000.000) y se impondría el nombre del artista nacido en Las Catitas.

El ex concejal del PJ realizó una recopilación del destacado mendocino que triunfó en varios ámbitos, también el ex edil consiguió el apoyo de 150 vecinos que firmaron la petición para reconocer a Faud Jorge Jury (Leonardo Favio) por su trayectoria.

Lamentablemente en ese momento las autoridades del ejecutivo no dieron cumplimiento a la ordenanza emitida por el HCD y se perdió la oportunidad de rendirle un merecido homenaje cuando aún vivía. Favio falleció el 5 de noviembre de 2012 (un año después de sancionada la norma). 

Ordenanza:

Santa Rosa, Mendoza, 12 de Setiembre de 2011.-

 

 

Sr. Presidente

HCD Santa Rosa

Don Ricardo Maure

S____/        /____D      

                                      Quien suscribe, Prof. Juan Ricardo Cobo Amieva, Presidente del Bloque Partido Justicialista, se dirige a Ud. y por su intermedio al resto del Cuerpo Legislativo, para elevar el siguiente Proyecto de Ordenanza:

 

VISTO:

                            Que nuestro Departamento ha dado grandes jóvenes que se han destacado en distintos roles de la sociedad, cultura, deporte, política, educación, salud y muchos de los que incursionaron en lo artístico, y     

 

CONSIDERANDO:

                            Que un habitante de nuestro Departamento, Pedro Israel Leiva, incansable militante del Partido Justicialista, brego durante mucho tiempo para realizar un Homenaje al destacado compositor, músico, cantante, actor y director, nacido y criado en Las Catitas (se adjunta fotocopia del Acta de Nacimiento), conocido como Leonardo Favio, ejemplo de persona con claros compromisos nacionales.-

                                     Que el reconocido artista mendocino fue parte de la Comunidad Educativa de la Escuela 1 – 188, ya que sus hijos Nicolás y Pupi concurrieron a la misma, época en la cual siendo un gran triunfador volvió a su terruño, con su familia y su esposa Carola. El expreso de aquellos momentos lo siguiente ante una entrevista periodística: ¿Cómo era un día en Las Catitas? …  “La mañana, a veces era de terror. Por lo general salía corriendo a los bancos por el tema de los créditos. Era un ir y venir en trámites y papeleos. Que un juicio con Fulano, que el banco tal te rebotó los cheques, que te quieren cortar el agua de regadío, que te tenés que reunir con los abogados, en fin, todo era locura. Era la época de Martínez de Hoz, era un verdadero infierno. Allá en Las Catitas éramos todos pequeños y medianos agricultores. Fuimos, por supuesto, los que desaparecimos. Todo esto era hasta que llegaban las doce del mediodía, cuando llegaban los bancos. Luego venía el remanso. Comíamos y nos acostábamos a dormir la siesta. Era hermoso dormir la siesta. Carolita se levantaba antes, pero yo, por lo general, me levantaba alrededor de las cuatro o cinco de la tarde. Me daba un baño mientras regaban el patio y la vereda. Yo solía sentarme en la vereda, en la puerta. A esa hora comenzaba a correr un aire fresquito. Y ya empezaba el chimenterío. A mí me encantaba sacar el cuero con los otros. Es muy lindo sacar el cuero en los pueblos. Vos no sabes lo que es despertarte de la siesta y sentir el olor de la vereda recién regada. Por la noche solíamos ir a lo de Pitango, que tenía unos galgos maravillosos. Ahí comíamos un asado o un chivito. Otro hábito que tenía era el de ir a sentarme junto a la peluquería en el barcito de don Panza -hace poco me llamaron y me dijeron que había muerto-, en las mesas que estaban en la vereda. Yo siempre pedía una cerveza bien fresquita y maníes. Y cuando veía bajar al diariero del colectivo -venía de la capital con los diarios de la tarde- lo invitaba a la mesa y nos poníamos a charlar. Carolita, por lo general, se iba al almacén de la Chacha -que en realidad era un mercadito, porque también tenía carnicería- y se entretenía ayudándola en la caja, porque a Nicolás le gustaba estar ahí. Era muy amigo de Marito, el hijo de la Chacha. A esa hora de la tarde ya ves que vienen los tractores de las distintas fincas y van pasando por la calle principal. Ves llegar a los peones al bar de don Panza con la camisita limpia... Es un pueblo de muy poquitas casas, todas bajas, y cuando la tarde comienza a caer, ves hasta el infinito, y el sol que empieza a caer allá, en la precordillera.

Cuando íbamos a comer a la casa de algún amigo, fuera en la del Pitango o en la de algún otro, siempre había guitarreadas. Yo nunca tocaba ni cantaba. En eso eran muy delicados, no me obligaban a eso, no me hacían sentir mal. En las noches, cuando no íbamos a comer a otro lado, con Carola y Nico nos quedábamos en la puerta de casa sentados, porque siempre se acercaba algún vecino o alguna vecina a charlar con ella. A Nicolita, desde que yo tengo memoria, siempre lo vi disfrazado de Kiss, en Las Catitas y en Mendoza. Siempre andaba pintarrajeado y con una escoba haciendo de guitarra. Pero el fuerte de él en la época de Las Catitas era: “Ahí viene la plaga...”. Creo que tendría seis o siete añitos, y tenía éxito, porque se lo llevaban los vecinos para que les cantara “Ahí viene la plaga”. En ese entonces Pupi era muy chiquitita y andaba todo el día con una cartera de la madre. Pero era muy misteriosa... no hablaba con nadie.

En Las Catitas yo vivía tranquilo y no me hacían notar que era Favio, me querían nomás. Las reuniones políticas nunca las hice en Las Catitas, mejor dicho en el pueblo, siempre las hacíamos en el viñedo, que estaba a dieciocho kilómetros metido en el desierto. Las reuniones se hacían en mi casa del viñedo o en el galpón, según la cantidad de compañeros, porque venían de todos lados: de San Martín, de Santa Rosa... En mi casa del pueblo nunca hice reuniones porque era comprometer al puesto de policía del pueblo, que eran cuatro o cinco botones muy amigos. Con Juan y la Pirincha, el capataz del viñedo y su mujer, éramos como de la familia. Fui muy feliz. “¿Qué tal, negrito?”, me decían don Panza y don Rubio, que llegaron a conocer a mi padre. Sé que él vivió ahí porque yo nací ahí. Siempre me pregunté -hasta que conocí Las Catitas- ¿qué hacía ese turco ahí, en esos años? Mi viejo era un tipo que hablaba tres o cuatro idiomas, ¿cómo fue a parar ahí? Cuando conocí Las Catitas, lo entendí. El andaba con otro turco que se llamaba Chaffí  Kahil. Era un tipo que vivía metido en el desierto en una casa de adobe. Solía jugar a la ruleta rusa para hacerse el gracioso y un día acertó: salió la bala y lo mató.

                            Que es meritorio un reconocimiento a esta personalidad  exitosa y respetada a nivel Nacional e Internacional por su labor artística, por que el Pueblo de Las Catitas, que firman el apoyo a la propuesta de imposición del nombre de Fuad Jorge Jury, más conocido por su sobrenombre artístico Leonardo Favio,  al paseo que se encuentra frente la Escuela 1 – 188 “Angelino Arenas Raffo”, entre las calles Lavalle, Belgrano y Eulalia Calderón, del Distrito Las Catitas, Departamento de Santa Rosa, Mendoza.-  

Por todo ello:

               EL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE

                  SANTA                                     ROSA

                    O R D E N A :

 

ARTICULO 1º : IMPONER el nombre de Fuad Jorge Jury, más conocido por su sobrenombre artístico Leonardo Favio,  al paseo que se encuentra frente la Escuela 1 – 188 “Angelino Arenas Raffo”, entre las calles Lavalle, Belgrano y Eulalia Calderón, del Distrito Las Catitas, Departamento de Santa Rosa, Mendoza.-

 

ARTICULO 2º: Que el Departamento Ejecutivo de la Municipalidad de Santa Rosa, Mendoza, ordene a quien corresponda se realicen todos los trabajos de mejoramiento, embellecimiento del lugar mencionado precedentemente y la colocación de una placa, los cuales deberán estar ejecutados antes de realizar el acto para dar cumplimiento a lo dispuesto en el Articulo 1° de la presente.

 

ARTICULO 3°: Que dicho evento se lleve a cabo el día 15 de Octubre, se dé amplia difusión a mencionado acto, se eleve copia de la presente Ordenanza al Sr. Leonardo Favio, como así también una invitación especial a los efectos de contar con su presencia.-

 

ARTICULO 4°: EL GASTO que se produzca con motivo de la aplicación de la presente Ordenanza será imputado al Presupuesto de Gastos 2011.-

 

ARTICULO 5º : De forma.-

 

 

Por El Vocero del Este

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!